• Mié. Feb 21st, 2024

    Recomendaciones para eliminar el óxido de las perillas de la puerta

    PorAlberto Silverio Martos

    Ene 31, 2023

    Las perillas son una parte importante de las puertas y que manipulamos a diario, es por ello que hay que enfocarse en que estén lo más limpias posibles y libres de óxido,  para ello hay diferentes consejos para mantenerlas impecables. 

    Por consiguiente, hay una serie de consejos que presentaremos para hacer este proceso de forma adecuada, solo hay que tomar nota y reunir todos los ingredientes para que las perillas queden relucientes. 

    Tips para eliminar el óxido de las perrillas de las puertas 

    Limón y sal: ambos ingredientes son eficaces para remover el óxido de las superficies, para realizar esta técnica hay que cortar en dos un limón y revolverlo con sal hasta lograr una pasta, en el momento que la mezcla esté lista hay que pasar por toda la cerradura hasta cubrirla totalmente. 

    Por consiguiente, se puede utilizar la otra mitad del limón, en caso de ser necesario, hay que dejar reposar algunos minutos y por último tallar con un cepillo toda la superficie y el óxido irá saliendo por completo. 

    Vinagre y sal: el vinagre es una sustancia ideal para desinfectar cualquier superficie y para eliminar el óxido de las perillas, el procedimiento suele ser muy fácil, solo hay que crear una solución de media taza de sal por cada litro de vinagre y revolver. 

    El siguiente paso será aplicar la solución a la perilla y dejarla reposar por 30 minutos, luego hay que tallar muy bien para eliminar los restos de óxido, enjuagar con agua tibia y secar, se podrá observar una perilla reluciente.

    Bicarbonato de sodio: el bicarbonato es el ingrediente idóneo para este problema, solo será necesario integrar un poco de agua hasta hacer una pasta y aplicarla en la superficie de la perilla y dejarla reposar por algunos minutos. 

    Por consiguiente, sólo será necesario enjuagar con agua tibia para que sea mucho más fácil, en el momento que todo haya sido removido, finalizado el proceso hay que secar muy bien para que el óxido no regrese.

    Consideraciones finales 

    Finalmente ya se sabe cómo eliminar el óxido de la cerradura, para ello es importante conocer el mantenimiento para que funcione de forma óptima, para ello aplicaremos las siguientes recomendaciones:

    Mantener las puertas y las cerraduras lo más limpias posibles, es importante que las perillas se encuentren secas, sobre todo en estaciones húmedas, así como controlar los daños que estén relacionados con la condensación, es imprescindible que se utilice un limpiador que no sea abrasivo, ya que algunos componentes pueden deteriorar los metales. 

    Lubricar regularmente los mecanismos de las puertas, las manijas, barras protectoras y barras de metal colocadas en medio de la puerta te permiten abrirla apoyando el peso contra ella, las cerraduras, las placas y los tornillos deben lubricarse con frecuencia para que estas funcionen al máximo. 

    Finalmente, es recomendable hacer mantenimiento y lubricación de la puerta cada tres meses o con la mayor frecuencia posible, con el fin de que la puerta y las perillas funcionan al máximo nivel.