Mayo 23, 2022

¿Qué es un escudo de seguridad en cerrajería?

Los escudos de seguridad son elementos de seguridad en puertas que permiten proteger el acceso al mecanismo interno de la cerradura. Todas las cerraduras tienen un mecanismo basado en un sistema de arrastre de cerrojos, para proteger este arrastre libre existen los escudos de seguridad.

Si bien la incorporación de escudos de seguridad ofrece un mayor grado de protección a las puertas, y son altamente recomendadas por cerrajeros profesionales, no todos son lo suficientemente resistentes como para prevenir ataques violentos y premeditados.

Aquí te contaremos sobre los escudos para proteger tu cerradura de ataques que atenten contra la integridad de tu hogar.

Tipos de escudos de seguridad

Actualmente, en el mercado existen diferentes tipos escudos de seguridad para tus cerraduras. Te describiremos brevemente algunos de uso frecuente:

Bloque antitaladro: Fabricado a partir de acero macizo, cuenta con sistema antiextracción, antitaladro y antimordaza, es altamente sugerida para ser instalada en puertas con espesores de un mínimo de 35 milímetros.

Sujeción de la tornillería: Otro de los métodos de protección que incluyen los escudos de seguridad en la actualidad son las bolas de acero. Son tornillos especiales que van en la parte externa de la cerradura, siendo el acero es un material conocido por su gran resistencia, las bolas de acero que se presentan en las cabezas de los tornillos sirven para evitar que puedan ser taladrados, evitando que el escudo pueda ser arrancado.

Rotor giratorio y acerado: El rotor giratorio y acerado es otro importante elemento que deben tener los escudos de seguridad en la actualidad, tras el sistema antitaladro del bloque de acero macizo. Este escudo de seguridad en el rotor de la cerradura impide la apertura de la puerta con elementos que no sean la propia llave.

¿Cuál es la función de un escudo de seguridad?

La principal función radica en proteger el bombín de la cerradura contra una posible manipulación desde el exterior, así como de proteger el mecanismo interno de la cerradura. Esto se hace con la finalidad de proteger el arrastre libre de los pernos en la mayoría de cerrojos de la actualidad; por este motivo fue necesario inventar métodos y dispositivos de protección.

Los escudos de seguridad en cerraduras obligan a utilizar la llave correcta para abrir la puerta; por ello es importante combinar un buen bombín con un escudo para garantizar la seguridad de tu espacio, protegido de cualquier intruso.

Si eres de las personas que viaja con frecuencia, o vives en un vecindario donde existe un alto riesgo de que un delincuente pudiera ingresar a tu casa, es importante que inviertas en una buena cerradura así como en un buen escudo que proteja esta cerradura, pues cualquier ladrón que tarde más de 3 minutos en cometer la intrusión en tu vivienda violando una cerradura bien instalada desistirá de seguir intentando.