• Mié. Feb 21st, 2024

    Problemas y fallas con la cerradura

    En caso de tener problemas con la cerradura, la llave se atasca, no gira, no abre, esta dura como una piedra, existen varias formas de abrir la puerta con normalidad, esto es normal, ya que el mecanismo de las cerraduras es delicado y a menudo requiere de mantenimiento.

    Para no pasar por estos problemas y puedas acceder al hogar cuando esto ocurra, existen una serie de técnicas que utilizan los cerrajeros profesionales que serán útiles cuando esto suceda.

    La llave no entra

    En caso de que la llave sea nueva, puede que la copia conserve asperezas que no hayan sido bien limadas y estén obstaculizando el paso, te debes acercar a un establecimiento de copias de llaves y pide que la revisen y rematan de forma adecuada.

    Si la copia funcionó bien en su momento, es necesario saber si hay algo que impida su entrada, suciedad o algún cuerpo malintencionado, puede ser necesario utilizar un alfiler o una aguja para retirarlo con cuidado, tratando de no introducirlo más.

    Sino existe nada visible, pero hace mucho frío, es posible que la cerradura está helada, calienta el conjunto con cuidado para deshacer el hielo, y prueba a introducirla poco a poco, si todo lo demás no funciona, prueba lubricar con spray de polvo de grafito.

    Cuesta girar la llave

    Existen mecanismo de apertura donde tiene que girar la llave y al mismo tiempo, se debe intentar accionar en distintos tiempos, buscando el punto óptimo de fricción, con el paso del tiempo, estos pierden articulación perfecta y se aflojan.

    Si es una cerradura sencilla puede deberse a un problema de lubricación, el spray de polvo de grafito, es de gran ayuda si no debes recurrir a un cerrajero de confianza.

    La llave gira, pero no abre

    La llave está suelta dentro, como si no encontrara resistencia, puede ser que el mecanismo interior se ha dañado, es necesario recurrir a un experto, ya que este debe repararse o sustituirse por completo.

    La llave no sale, se ha atascado

    Probando a tirar con cuidado y sin hacer palanca, porque podrías doblar la llave y romperla, para evitar el movimiento y evitar daños, se debe agarrar con unas tenazas y mientras la extraes, muévela de lado a lado ligeramente.

    El pestillo no funciona

    Es posible que este se desalineó con el uso, los pasadores sufren mucho con golpes y tirones, desplazándose una de las dos partes y perdiendo su relación, existen tres soluciones posibles:

    Apretar los tornillos, reajustar la pieza que está en el marco de la puerta o lubricar con spray de polvo de grafito.

    El pestillo se atasca

    Existe la posibilidad de que la puerta se deslice debido al desgaste o deterioro de las bisagras, para comprobarlo se debe levantar de forma ligeramente y mirar si se desplaza con soltura el pasador.

    De ser necesario se debe corregir la desviación o llevando el pestillo a una nueva posición, devolviendo las bisagras a su lugar original.

    Estas son algunas técnicas que las personas pueden utilizar para reparar sus cerraduras en casa, en caso de que se complique será necesario llamar a un profesional en cerrajería.